Guía esencial de ollas y sartenes

¿Estas pensando en renovar tus ollas y sartenes de cocina

Las cazuelas y recipientes de cocina deben cumplir  las normas vigentes relativas a los alimentos( ya que el material puede intoxicar los alimentos), ser resistentes al uso diario, aguantar y trasmitir perfectamente el calor y ser fáciles de mantener.

El tipo de metal que elijas para tu menaje de cocina es muy importante, ya que afecta la forma en la que cocina los alimentos.

A la hora de escoger nuestras ollas y sartenes,  es fundamental tener en cuenta el grosor de la base, cuanto mas grueso, más uniformemente se propaga el calor.

Materiales más comunes:

  • Acero fino: Está compuesto de acero y otros metales que lo hacen inoxidable y resistente a los ácidos. Las sartenes y ollas de acero fino se utilizan para todo. Tienen bases reforzadas que permiten una mejor conducción del calor.
  • Cobre: Pesadas y caras, aunque es un perfecto trasmisor y conductor del calor. Este material está en desuso debido a su alto coste y mantenimiento pero es ideal para elaboraciones de larga duración.
  • Aluminio: Las cazuelas de aluminio son baratas, ligeras y conducen el calor rápidamente, pero son muy sensibles a los cambios de temperatura y pierden calor. También es un material es desuso en las cocina  debido a que les atacan fácilmente los ácidos, las sales alcalinas y el material blando se va desgastando, tiñendo la comida de gris.
  • Hierro fundido: Material muy pesado, se calienta lentamente, pero retiene muy bien el calor. Ideal para asados y dorar la carne; sin embargo, no es apropiado para conservar la comida, pues toman sabor a hierro. Estos recipientes se oxidan y reaccionan con alimentos ácidos, así que se deben proteger engrasándolos ligeramente después de lavarlos.
  • Acero al carbono: Este material se calienta más rápido que el acero fino, pero como el hierro, se oxida y reacciona con los alimentos, por lo que hay que limpiarla con cuidado y darle un curado para que sea tan duradera como el acero inoxidable. 

Tipos de ollas y sartenes.

  • Cacerola: Recipiente redondo, con tapa para la humedad. Los mangos son resistente al calor y aptos para el horno . Se utiliza para líquidos o elaborar estofados o guisos.

 

  • Cazos: Igual a la cacerola pero de menor tamaño. Se utiliza para calentar líquidos, salsa, purés o cremas.

 

 

  • Sartén: Batería se más utilizada dentro de la cocina, puede ser de distintos tamaños. Importante que tenga una base gruesa y capa antiadherente. Se usa para freír, saltear, hacer tortillas, crepes, pescados delicados y rehogar diferente alimentos.

 

  • Wok: Sartén grande de bordes altos, base delgada y con un mango largo y resistente. Evitar los wok antiadherente, ya que no soportan temperaturas muy altas. El wok de acero de carbono es ideal.

 

 

  • Paella: Sartén de bordes bajos de hierro y hierro cromado con dos asas en la cual se hacen arroces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: