Scottish shotbread o Mantecada escocesa

¡Hola a todos!

La receta de hoy es un clásico postre escocés, scottish shotbread. Es una mezcla entre un mantecado y una galleta.

Se le llama shortbread debido a su alto contenido de grasa, dado que la palabra short proviene del término culinario inglés shortening que se aplica a las grasas vegetales o animales empleadas para elaborar masas quebradas. 

Algo muy característico de este postres es su color blanco, asi que es muy importante que a la hora de hornearlo no se dore.

Podemos presentarlo de la forma que mas nos guste. La manera tradicional es un gran circulo que se porciona nada mas salir del horno (como hemos echo en esta receta) pero también podéis hacerlo en galletas individuales o rectangulares.

Ingredientes: 

  • 150 gr de mantequilla ablandada
  • 75 gr de azúcar
  • 175 gr de harina
  • 50 gr de maicena
  • Azúcar glass

Elaboración:

  1. Poner en un cuenco la mantequilla y el azúcar. Batir con ayuda de una batidora eléctrica hasta lograr una mezcla ligera y esponjosa.
  2. En otro bol mezclar la harina y la maicena. Agregar en 3 partes a la mantequilla y remover hasta que quede totalmente incorporadas a la mezcla.
  3. Engrasar el molde (yo he usado uno de 20 cm de diámetro)  y forrar con papel sulfurizado.
  4. Pasar la masa al molde ,y con ayuda de las manos, presionar hasta  formar un bloque compacto y uniforme.
  5. Con un cuchillo afilado, marcar suavemente 8 porciones iguales. Pinchar la masa con un tenedor para decorar un poco. Tapar con papel film y enfriar una hora en la nevera.
  6. Precalentar el horno a 160ºC. Hornear de 30 a 40 minutos. Si vemos que empieza a dorarse, cubrir con papel de aluminio.
  7. Sacar la mantecada del horno y volver a marca las porciones con un cuchillo afilado.
  8. Aun caliente, espolvorear encima una capa fina de azúcar glass.

¡Listo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: