Tarta de queso y arándanos efecto marmolado. ¡Sin gluten!

Tarta de queso y arándanos efecto marmolado. ¡Sin gluten!

¡Hola a todos!

Si preguntase cuál es vuestra tarta preferida, estoy segura de que más de la mitad me diríais que es la tarta de queso; y si, la mía también lo es. Si os soy sincera no todas la tartas de queso me gustan. Para mi, la tarta ideal tiene que ser cremosa, de sabor suave y que la compota que lo acompañe no sea muy fuerte.

A base de probar muchas recetas por fin he conseguido la que es para mi ¡LA RECETA PERFECTA! y hoy, la comparto con vosotros. Seguro que cuando la probéis me vais a dar la razón 🙂

Para hacer esta tarta necesitaremos un molde desmontable de 20 cm de diámetro (os dejo por aquí un ejemplo), es un material indispensable es vuestra cocina.

Ingredientes:

  • 50 gr de mantequilla
  • 125 gr de galletas tipo Digestive sin gluten
  • 150 gr de arándanos
  • 150 gr de azúcar y 3 cucharadas adicionales
  • 400 gr de queso crema
  • 250 gr de queso mascarpone
  • 2 huevos grandes
  • 1 yema grande
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 cucharadas de harina de arroz

Elaboración:

  1. Precalentar el horno a 180ºC. Engrasar la base y los lados del molde con un poco de mantequilla.
  2. Triturar las galletas hasta obtener migas. También lo podemos hacer en una bolsa con cierre y pasarle un rodillo hasta obtener las migas de galletas.
  3. Derretir la mantequilla unos segundos en el microondas; no debe llegar a dorarse.
  4. Mezclar las migas de galletas con la mantequilla derretida.
  5. Poner la galleta en la base del molde y presionar las migas, con ayuda de una cuchara, hasta recubrir toda la base del molde por igual. Reservar.
  6. Triturar los arándanos con las 3 cucharadas de azúcar.
  7. Pasar el jugo de arándanos por un tamiz sobre un cazo. Llevar a ebullición y bajar a fuego lento de 3 a 5 minutos. Reservar.
  8. En un bol mezclar el resto del azúcar, los quesos y los ingredientes restantes. Batir hasta obtener una crema lisa y homogénea.
  9. Verter la mezcla sobre la base de galleta y alisar la superficie con una espátula.
  10. Repartir la mezcla de arándanos (punto 7) sobre la crema de queso. Usar una brocheta de metal para hacer remolinos y así dar el efecto marmolado.
  11. Forrar los lados del molde con papel de aluminio.
  12. Poner el molde en una bandeja de horno honda. Verte agua caliente en la bandeja hasta la mitad del molde; así evitaremos que se cuartee el pastel.
  13. Hornear 40 minutos hasta que esté firme pero algo blanda. Apagar el horno y dejar reposar con la puerta abierta.
  14. Tras 1 hora, retirar el pastel y pasar a una rejilla. Retirar los lados del molde.
  15. Deslizar 1 o 2 palas de cocina entre la base de galleta y la base del molde.
  16. Pasar el pastel a un plato o bandeja y dejar enfriar antes de servir.

¡Listo!

¡Espero que os animéis a hacerla, está riquísima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: