Melva confitada con puré de zanahoria en escabeche

Fotor_153650121452848.jpg

¡Hola a todos!

Llevo varios días organizando un poco los apuntes de cocina de años anteriores y el otro día encontré una receta muy similar a la que traigo hoy, un poco versionada por varias ideas que he visto en redes sociales; me encanta echar un vistazo a algunos perfiles porque hay platos chulísimos.

Quizás parezca complicada pero os aseguro que no lo es; quizás, lo mas complicado puede ser limpiar el pescado, pero le podemos decir a nuestro pescadero que lo limpie a nuestro gusto, eso si, que nos dé las raspas.
Ingredientes:

  • 2 filetes de melva de 400 gr cada uno (yo utilicé sólo una melva)
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 1 puerro
  • 8 zanahorias
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 150 mL de vino blanco
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal
  • Granos de pimienta negra
  • Laurel
  • Piel de una naranja
  • Piel de un limón
  • Jengibre

Elaboración:

  1. Fondo de pescado: en una olla sofreír un diente de ajo, una cebolla, un puerro y dos zanahorias. Una vez hayan adquirido una tonalidad doradita, añadir las espinas, las aletas y la cabeza de la melva, bien lavadas y desangradas. Volver a sofreír, añadir el vino blanco y dejar reducir. Luego, cubrir de agua y dejar hervir durante 2 horas a fuego medio, siempre des-espumando continuamente. Pasado un tiempo colar y reservar.
  2. Escabeche: lo elaboración es como la de un escabeche tradicional. En una olla añadir aceite y sofreír la cebolla y las zanahorias restantes. Además, añadir unos granos de pimienta y el laurel. Una vez sofrito, añadir vinagre ( la cantidad os la dejo a vuestro gusto) y en vez de utilizar agua, usar el fondo de pescado reservado; dar un pequeño hervor, retirar del fuego y dejar reposar. Triturar todo bien y pasar por un colador. Reservar.
  3. Melva: racionar los filetes de melva y introducirlos en un cazo con aceite de oliva (suficiente para que cubra). Confitar durante 8 minutos, aproximadamente, a 60 ºC (podemos comprobarlo con un termómetro de cocina o metiendo un dedo, con precaución de no quemarnos).

¡Y lissssto! Fácil, ¿verdad?

Creo recordar que esta receta en la escuela de cocina la acompañábamos de un pan de coca, con verduras en escabeche y con la melva desmigada.

¡Hasta el próximo día!

Fotor_153650280208065.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s