Canelón de calabacín relleno de langostinos y verduras, puré de zanahoria y bechamel de calabacín

fotor_1544726571413871804380720656199675.jpg

¡Hola a todos!

¿Cómo lleváis los preparativos para las cenas navideñas? Al igual que el año pasado, durante este mes, voy a publicar 2 recetas por semana y daros así algunas ideas para estas fechas.

Y una receta muy original es esta: canelón de calabacín relleno de langostinos  y verduras, puré de zanahoria y bechamel de calabacín. La aprendí en la escuela de Benahavís durante el primer año y, recuerdo, que esas navidades todos mis compañeros se la hicieron a sus familias 🙂 

Para hacerla un poco más original he querido añadirle un toque crujiente con papel de arroz; lo podéis conseguir en la zona asiática de la mayoría de los supermercados (es el que se usa para hacer los rollitos). 

¡A cocinar!

Ingredientes (4 personas):

  • 2 calabacines
  • 400 gr de langostino pelado
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 200 mL de nata
  • 20 gr de mantequilla
  • Un poco de vino blanco
  • Aceite de oliva suave

 Para el puré de zanahoria:

  • 2 zanahorias
  • Un chorrito de nata

Para la bechamel de calabacín:

  • 500 gr de la parte blanca del calabacín 
  • 1 cucharada de maicena
  •  200 mL de nata
  • Un poco de nuez moscada

  Para el crujiente de arroz

  • Papel de arroz

Elaboración:

  1. Para comenzar, limpiar y cortar en brunoise la cebolla y las zanahorias. Un truco muy útil para no tener que estar mucho tiempo cortando es utilizar un robot de cocina o la Thermomix y triturar durante unos segundos (el corte no será una brunoise perfecta pero se tarda muy poco).
  2. Poner una sartén a calentar a fuego medio y añadir la mantequilla. Después, sofreír la cebolla y la zanahoria. Una vez sofrito todo, quitar el exceso de grasa.
  3. Subir el fuego de la sartén a medio-fuerte y añadir la nata junto con las verduras. Dejar cocinar y reducir la nata, moviendo constantemente para evitar que se pegue. Poner a punto de sal.
  4. Pasar a un recipiente y dejar enfriar.
  5. Pelar y picar los langostinos (del mismo tamaño que las verduras).
  6. Calentar una sartén con unas gotitas de aceite y saltear los langostinos. Desgrasar con un poco de vino blanco.
  7. Mezclar en un bol los langostinos y las verduras que teníamos reservadas. La nata ayudará a que amalgame. Meter el relleno en una manga pastelera y reservar en el frigorífico.
  8. Mientras, con ayuda de un pelador o una mandolina, cortar el calabacín en finas láminas.
  9. Poner agua con sal a hervir y blanquear el calabacín; es muy importante cortarle la cocción con agua muy fría, para que así no se pase de punto. Secar muy bien.
  10. Para montar el calabacín, colocar el papel film en la mesa de trabajo. Luego, ir poniendo cada una de las láminas del calabacín. Poner en un extremo del canelón, dejando un centímetro desde el borde, un poco de relleno.
  11. Enrollar igual que un sushi; para ello, ayudarse del papel film para cerrar el canelón y apretar para que así quede compacto. Reservar.

  ⇒ Puré de zanahorias:

  1. Pelar y cortar las zanahorias. Hervirlas en un cazo hasta que estén blandas. Una vez listas, escurrir muy bien.
  2. Echar las zanahorias en un vaso de turmix, triturar y añadir un poco de nata (en mi caso no añadí mucha ya que quería que fuese consistente). Poner a punto de sal.

⇒ Bechamel de calabacín:

  1. Para esta receta, decidí reutilizar la parte blanca del calabacín que sobró de hacer el canelón. 
  2. Cortar a groso modo el calabacín, echar en un cazo junto a la nata; reservar un poco de nata (unos 50 ml). Dejar cocinar hasta que el calabacín este blando. Triturar todo muy bien y poner a punto de sal.
  3. Luego, mezclar la maicena con la nata reservada (punto 2). Añadir la mezcla al cazo y dejar unos minutos al fuego hasta que tenga la consistencia de una bechamel para napar. Apartar del fuego y dejar enfriar.

⇒ Crujiente de arroz:

  1. Freír el papel de arroz en abundante aceite, a unos 180 ºC (veréis que se infla muy rápido). Finalmente, sacar y dejar escurrir en un papel absorbente.

¡Y lisssto! Suelo servirla en frío pero si lo preferís caliente sólo tenéis que darle un golpe de calor en el horno. También lo he decorado con unas flores de romero y un falso caviar que venden en los supermercados y que le da un toque muy vistoso.

Nos vemos el próximo día 😀

fotor_1544726539781905353822384408463281.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s