El aguacate

El aguacate es el fruto de una planta laurácea (Persea americana) originaria de America central. Hoy se cultiva en muchas regiones tropicales y subtropicales, principalmente en Israel, Sudáfrica, Camerún y Madeira.

Tiene forma de pera y la piel puede ser brillante y de color verde claro u oscuro, o entre morada y negra según la variedad. La pulpa amarillenta o verdosa del aguacate es blanda o mantecosa cuando el fruto está maduro y sabe a fruto secos. La piel y el hueso marrón de este fruto con alto contenido de aceite no son comestibles.

Algunas de las variedades más conocidas son:

  • El Ettinger o el Fuerte, ovalados y verdes
  • El Nabal, redondo y verde
  • El hass, casi negro y de piel arrugada.

Los diminutos aguacates cóctel de Israel, que no tienen hueso, son un autentico manjar.

La mayoria de aguacates se comercializan un poco verdes, pero terminan de madurar a temperatura ambiente en tres o cuatros días. Cuando están maduros, la piel cede al presionarla suevemente con los dedos, la pulpa se puede extender como si fuera mantequilla y el hueso se separa fácilmente. Los aguacates maduros se conservan varios días en el frigorífico.

La pulpa del aguacate se vuelve marrón enseguida después de cortarlos al contacto con el aire, pero se puede evitar echándoles unas gotas de zumo de limón recién exprimido nada más cortarlos. Los aguacates cortados en rodajas finas o daditos mejoran cualquier ensalada, sopa o postre. Esta fruta de delicado aroma es un entrante exquisito, ya sea aliñada cin una vinagreta tradicional o rellena de marisco. Una receta muy popular es el guacamole, una crema de aguacate chafada, ajo, cilantro, pimienta cayena y zumo de limón. Se puede servir tanto para acompañas chips de tortilla y platos de carne como para rellenar tacos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: