Guía esencial para cuchillos

Los cuchillos

Quizás los cuchillos sean unos de los utensilios más importantes de la cocina. Por ello, hay que extremar su cuidado, su mantenimiento y, sobre todo, elegir los de mayor calidad.

Se compone de un mango hecho de acero, de polipropileno, de madera prensada, entre otros materiales y de una hoja de distintos tamaños hechos de acero de carbono (se mantiene afilada durante más tiempo que el acero inoxidable pero es propenso a oxidarse), acero inoxidable ( fácil de afilar y resistente, suele ser el material más práctico para el hogar) y de cerámica ( muy afiladas, ligeras y duras. Estas no se oxidan, pero son muy difíciles de afilar y no se flexiona como el acero, pueden romperse o astillarse fácilmente).

Tipos de cuchillos:

Cuchillo de sierra: Cuchillo de hoja alargada y fina, de bordes estriados. Se usa para cortar alimentos de costra dura o una piel suave y delicada, como el pan, la torta o los tomates.

Cuchillo de cebollero: Cuchillo de hoja larga (alrededor de 25 cm), el mango debe adaptarse a tu mano y no  sea demasiado pesado. Se usa para cortar hortalizas, frutas, carne y pescado.

Puntilla: Cuchillo de hoja pequeña ( entre 5 y 10 cm). Se usa para pelar, para cortes rápidos y precisos o para trabajos delicados.

Cuchillo de tallado: Cuchillo de filo largo, delgado y muy afilado. Muy parecido al cuchillo cebollero pero con menos curvatura. Se usa para hacer cortes finos de carne de un corte grande.

Macheta: Cuchillo de hoja dura, de forma entre rectangular y cuadrada. Se usa para cortar chuletas y cortar huesos.

Cuchillo jamonero: Cuchillo de hoja muy alargada, fina y algo flexible. Se usa para cortar  lonchas finas de jamón.

Cuidado de los cuchillos

  • Debemos guardarlos en cajones apropiados, clasificándolos ordenadamente y protegiéndolos para evitar que podamos cortarnos.
  • Los cuchillos nunca se deben introducir en el lavavajillas, pues se pierde el afilado y además los ácidos abrasivos se comen el material de la hoja. Deben lavarse con jabón neutro y posteriormente aclararlos con agua caliente.
  • Para mantener el cuchillo en condiciones, es necesario afilar la hoja  regularmente. Para ello es imprescindible mantenerlos en el ángulo adecuado con respecto a la chaira (ángulo de unos 30º)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: